Razones para comer legumbres

Las legumbres han formado parte de la dieta humana, aunque en las últimas décadas las cifras relativas a su consumo se han ido reduciendo paulatinamente, obviando su riqueza nutricional. según los expertos, su consumo, indicado para todos los grupos de población, debería fijarse en tres o cuatro raciones a la semana en una dieta sana y equilibrada. 

Elemento esencial de la dieta mediterránea, las legumbres conforman uno de los grupos  de alimentos imprescindibles que contribuyen a fortalecer la salud general del organismo. Sus nutrientes así lo confirman: son una gran fuente de proteínas de origen vegetal, de minerales como el hierro, el calcio o el magnesio, de fibra y de vitaminas como las del grupo B6 (sobre todo, algunas legumbres como las lentejas o las judías).  

Debido a las ricas propiedades nutricionales de estos productos, en algunos foros se ha denominado a las legumbres como alimentos funcionales, aunque el secretario general de la Asociación de Legumbristas de España, José Manuel Álvarez, asegura que esta definición como superalimento puede ser “un tanto arriesgada”. Aunque, en cualquier caso, “las cualidades de las legumbres las convierten probablemente en lo más próximo al concepto de superalimento que nos ha dado la naturaleza, entendiendo como tal alimentos cuyo potencial nutritivo o valor nutricional los hace muy interesantes desde el punto de vista de la salud”, añade.  

Y debido, precisamente, a todas estas características se trata de un alimento recomendado para todos los grupos de edad. Álvarez nos recuerda que, según un estudio realizado recientemente por la Fundación Española de la Nutrición, las legumbres “están muy recomendadas incluso en las etapas de la vida con mayores riesgos como son el embarazo, infancia, adolescencia y en las edades más avanzadas”. Otro estudio realizado por la Asociación de Legumbristas de España reafirma que el consumo medio debería ser de tres o cuatro raciones a la semana.  

Las legumbres ya no son la carne de los pobres

Su consumo se redujo a la mitad en 50 años debido a la mejor situación económica de los españoles; sin embargo, desde el año pasado vuelve a crecer la demanda de garbanzos, lentejas y alubias gracias al bum de la alimentación saludable y al gusto por recuperar platos de toda la vida

 https://i.avoz.es/sc/dAcH-Fby-28kUCFaqY_OTQgUphk=/600x/2019/01/22/00121548165001177834161/Foto/SME20P6F1_144926.jpg

El refrán de «lentejas, si quieres las comes y, si no, las dejas» tuvo hasta el pasado año más sentido del que uno se pueda imaginar. Buena parte de la sociedad española dio carpetazo a las legumbres desde los años setenta en pro de una alimentación más variada y rica en otro tipo de productos. Consideradas esenciales en la dieta mediterránea por su alto valor nutricional y lo económico de su preparación, el consumo de alubias, garbanzos o lentejas en nuestro país se redujo a la mitad en los últimos cincuenta años, según datos del 2016. Sin embargo, el 2017 las tornas cambiaron y comenzó a imponerse un aumento de la demanda (concretamente de un 4,7 % según el Informe del Consumo de la Alimentación en España), en parte, ligado al interés general por recuperar platos del recetario tradicional y el gusto por la alimentación saludable. 

 

Bien. Pero como explica el Secretario General de la Asociación de Legumbristas de España (ALE), «aún estamos muy lejos del consumo de Asia, Oriente Medio y algunas partes de América». Eso sí, asegura esperanzado: «A pesar de la invasión del fast food y alimentos procesados, resistimos». Es importante, pues como relata este experto, las legumbres «son una magnífica fuente de proteínas de origen vegetal, fibra, minerales y vitaminas. Además, combinadas con verduras representan el plato perfecto para mantener un control del peso por su alto contenido en fibra, que favorece el funcionamiento del organismo, aumenta la sensación de saciedad y reduce la acumulación de grasa».

¿Conquistado ya? Si todavía no has tachado de tu lista de propósitos del 2019 comer mejor, puedes empezar por incluir en tu dieta alguna de las recetas con legumbres que te proponemos a continuación que, como has leído, aportarán increíbles beneficios. Y no hay excusa, tenemos para diferentes gustos y perfiles: los que no saben vivir sin thermomix, aquellos más tradicionales que echan de menos los sabores de su infancia, y los que luchan por mantener la línea sin rechazar a un plato rico y nutritivo. 

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/gastronomia/2019/01/22/legumbres-comida-pobres/00031548158826770264538.htm

mediterraneanfood

El trabajo de investigación, publicado en la revista Molecular Nutrition and Food Research, y liderado por los Dres. José López Miranda, subdirector científico de Investigación Clínica en el IMIBIC, director de la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Interna del Hospital Universitario Reina Sodía y Catedrático de la Universidad de Córdoba y  Elena M. Yubero Serrano, respalda el consumo de una dieta rica en grasa monoinsaturada, como es la dieta Mediterránea rica en aceite de oliva, como factor decisivo en la mejora de los factores de riesgo del síndrome metabólico, disminuyendo los niveles de ciertos compuestos tóxicos y oxidantes que se generan en los alimentos que consumimos y en el interior de nuestro organismo. En este sentido, el consumo de este tipo de grasa reduce los niveles de los productos finales de glicación avanzada (AGEs, por sus siglas en inglés), compuestos altamente tóxicos y oxidantes que se generan en el interior de nuestro organismo, como parte del metabolismo normal, y que aumentan progresivamente durante el envejecimiento y en condiciones patológicas, como en la diabetes y la obesidad. Los AGEs, además, se ingieren a través de la dieta, ya que se forman en los alimentos que consumimos dependiendo del método de cocinado, aumentando así la cantidad total de estos productos en nuestro organismo.

investigadoresimibic

Diversas pruebas indican que, además, los AGEs están implicados en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer o la demencia, o incluso en el proceso de envejecimiento. Estos hallazgos respaldarían el uso de nuevas terapias dietéticas específicas y personalizadas para mejorar los factores de riesgo del síndrome metabólico.

Fuentes:

IMIBIC

AGRODIARIO

Este año hemos participado en Alimentaria 2018. Sin duda alguna Alimentaria es la feria por excelencia del sector de alimentación y allí estuvimos con un stand en el pabellón